Si No Curras No Cobras Change Org

Cuando se disuelven las Cortes, todos y cada uno de los diputados tienen derecho a pedir la llamada “indemnización de transición”, aquel sueldo que habrían percibido desde la disolución del Congreso hasta la jornada de reflexión de los comicios. Cuando se disuelven las Cortes, todos los miembros del congreso de los diputados están en su derecho a soliciar la indemnización de transición, o sea, aquel sueldo que habrían percibido desde la disolución del Congreso hasta la día de reflexión de los comicios. “Si no curras, no cobras”, se llama la petición, pidiendo conque los miembros del congreso de los diputados no cobren esa indemnización en tanto que, a lo largo de este intérvalo de tiempo de tiempo, no efectuarán su trabajo. El mes pasado de mayo de 2016, al terminar la XI legislatura (la, hasta ahora, legislatura más corta de la narración de la Democracia en España) y disolverse las cortes para votar nuevamente en junio, hasta 216 miembros del congreso de los diputados (mucho más del 60%) reclamaron esta indemnización. “Pídele a los miembros del congreso de los diputados del Congreso que, por una vez, piensen en los ciudadanos y NO soliciten la llamada “indemnización de transición”. Una petición de Change.org llamada “Si no curras, no cobras” demanda que los miembros del congreso de los diputados no cobren el sueldo de la llamada “indemnización de transición”.

si no curras no cobras change org

A este alto gasto hay que incorporarle las indemnizaciones que van a recibir los diputados al repetirse las selecciones y disolverse las Cortes. Estos están en su derecho a la ‘indemnización de transición’, que es la suma que habrían ganado entre la disolución del Parlamento y la día de reflexión anterior al día de la votación. El próximo martes se disolverán el Congreso y el Senado para zambullirnos de lleno en la precampaña electoral con vistas a los comicios del próximo diez de noviembre. Todos los parlamentarios que no forman parte de la Diputación Persistente de todas las cámaras dejarán de cobrar su sueldo por mes teniendo derecho a una “indemnización de transición”. Esto significa que, prácticamente con toda seguridad, va a haber novedosas elecciones en general el próximo 10 de noviembre.

El Recibo De La Luz Va A Tener Un Recargo En Diez Comunidades Autónomas

Eso sí, para poderla cobrar, los miembros del congreso de los diputados tienen que pedirlo de manera expresa y este pago es incompatible con cualquier otro ingreso. “Tú y yo tenemos que ponernos de acuerdo todos los días en muchas cosas con gente muy diversa por pura convivencia, pero los políticos que te representan no tienen la posibilidad de ni sentarse a charlar para que un país, el tuyo, arranque”, escribe. Hablamos de una indemnización para compensar la eventual falta de ingresos de los parlamentarios en el periodo que va desde la disolución hasta el día de la votación. Estas proporciones, sumadas al cansancio de los españoles frente a la situación política y la inapetencia de volver a ir a las urnas por la incapacidad de los políticos de conformar gobierno, han causado muchas manifestaciones y críticas. Algunas de ellas quedaron plasmadas a través de la interfaz \’Change.org\’, como con la campaña “Si no curras, no cobras”.

La indemnización máxima que puede sentir un diputado es de unos 4.500 euros y se calcula en proporción al sueldo base, que en la actualidad está fijado en los 2.972,94 euros, sumado a los distintos complementos que estén recibiendo por sus funciones. Solamente 213 diputados tienen la posibilidad de solicitarla porque los otros 137 seguirán cobrando su sueldo íntegro como sucesos o suplentes de la citada Diputación Permanente. El sueldo base de los representantes políticos en el Congreso es de 3.000 euros, a los que se agregan 900 euros para gastos en el caso de Madrid y 2.000 euros para el resto.

Den  Sánchez Encamina La Legislatura Y Recupera A Erc Como Colega

Miles de ciudadanos están firmando una petición en \’Change.org\’ a fin de que los diputados no cobren la indemnización que les corresponde al disolverse las cortes y repetirse las selecciones generales. El motor de la campaña en oposición a que los políticos cobren semejantes proporciones al disolverse las Cortes entregará este martes en el Congreso y en las sedes de los distintos partidos las firmas que se sumaron a su causa. A la hartura de los votantes por la propaganda el electoral, se sumaron las protestas ciudadanas que se han expresado en internet a raíz de esta campaña, que tiene por objetivo forzar a los diputados y miembros del senado a que renuncien a la conocida como indemnización por transición por la nueva convocatoria de selecciones.

Con la disolución de las Cámaras, los parlamentarios que no integren la Diputación Permanente del Congreso o del Senado dejarán de percibir su sueldo, pero van a tener derecho a una indemnización para compensar la eventual falta de ingresos de estos en el intérvalo de tiempo que va desde la disolución hasta el día de la votación, el próximo 10 de noviembre. El pasado marzo, al disolverse las Cortes tras la convocatoria del 28-A, 216 miembros del congreso de los diputados pidieron su indemnización y la cobraron, y solo de los posibles adjudicatarios renunciaron a percibirla. En el Senado solo nueve de los 194 senadores que perdieron su condición de parlamentario renunciaron a cobrar los 8.822,52 euros fijados entonces en la Cámara Alta. Esta asignación tiene que solicitarse expresamente y es incompatible con algún otro ingreso, público o privado.

En la última ocasión, solo cinco miembros del congreso de los diputados y nueve miembros del senado renunciaron a ingresarla. La cifra que recibirán los 213 parlamentarios que dejan el escaño va a estar entre los 6.000 y los 7.200 euros por 46 días de trabajo, desde la disolución de las Cortes hasta las día de reflexión. Sobre este asunto, la presidenta del Congreso afirma que respeta la recogida de firmas pero ten en cuenta que la indemnización a los miembros del congreso de los diputados existe desde 2006 y se aprueba por unanimidad.

Se compone de un solo pago, tributa a Hacienda y se otorga para compensar la falta eventual de ingresos de los parlamentarios desde que se disuelven las cortes hasta el día de las elecciones. La cuantía varía dependiendo del tiempo hasta un máximo de 46 días, el período entre legislaturas. España gastará este año en elecciones y partidos 600 millones de euros, una cifra que nunca antes se había alcanzado, por la repetición de las elecciones generales el próximo diez de noviembre y la celebración de comicios autonómicos, municipales y de europa el pasado mayo. Son 213 los diputados del Congreso los que podrán acogerse a esa remuneración, que se entrega en un pago único y se ajusta a 46 días de su sueldo. Una cuantía que fluctúa en función de si son parlamentarios por La capital española o por otra provincia.

“si No Curras, No Cobras”: La Campaña Para Castigar A Los Políticos Inútiles De Pactar

Tras la ronda de consultas, el Rey Felipe VI decidió no ofrecer ningún candidato para la investidura, ya que ninguno de los candidatos reúne los apoyos suficientes para presentarse y poder ser investido como presidente del gobierno. “Está en tu mano que esto se repita nuevamente”, llama a los ciudadanos el promotor de la campaña para que se sumen a esta iniciativa. NombreApellidoCorreo electrónicoPor favor, escoja otro aliasAcepto lasnormas de participación.

Meritxel Batet protege esta medida para poder compensar a quienes abandonan su carrera profesional para prestar sus servicios en política. Los organizadores estiman que la campaña de recogida de firmas ha tenido éxito por el hartzago de los votantes. Cuando se disolvieron las cortes el pasado mes de marzo un total de 216 diputados reclamaron esta indemnización y solo cinco de ellos eligieron abandonar ella. En el Congreso, esa indemnización puede ser pedida por 213 diputados, puesto que los 137 sobrantes proseguirán cobrando su sueldo como integrantes titulares o suplentes de la Diputación Permanente.

Si No Curras, No Cobras: La Campaña Que Solicita A Los Disputados Que No Cobren Al Repetirse Selecciones

La inestabilidad a nivel político, poco a poco más intensa, que está viviendo España, es algo que agota a los ciudadanos, los cuales se detallan hartos ante esta situación, y han decidido publicar una propuesta por medio de la plataforma Change.org, a fin de que los diputados renuncien a su indemnización por la disolución de las Cortes Generales. Su cuantía es dependiente del tiempo que estén sin percibir otros capital, hasta un máximo de los 46 días que dura el periodo entre legislaturas. Se calcula proporcionalmente dependiendo del sueldo base que vienen percibiendo -2.972,94 euros- más los complementos que pudieran recibir en función de sus responsabilidades en la Cámara.

Los promotores calculan que las indemnizaciones suponen un millón y medio de euros, si todos los 200 miembros del congreso de los diputados que tienen derecho cobran entre 6.000 y 7.000 euros. En la argumentación se cuestiona que los diputados vayan a ser indemnizados “por los un par de meses en los que van a estar sin trabajar”, tras una breve legislatura de menos de cinco meses, dos de ellos de verano, y en sabiendo que en 4 años ya ha haber cuatro citas electores. Tras la disolución del Congreso solo siguen siendo miembros del congreso de los diputados y cobrando como tales los 129 miembros sucesos y suplentes de la Diputación Persistente, el único órgano que sigue activo en los periodos entre legislaturas.